domingo, abril 10, 2005

“¿El lugar más erótico de un cuerpo no es acaso allí donde la vestimenta se abre?"
- Roland Barthes


The first day of my life / Bright Eyes

Éste es el primer día de mi vida
Nací en el umbral de la puerta
Salí en la lluvia,
Y repentinamente todo cambió

Tendían sabanas sobre la playa
Tu cara fue lo primero que vi
Pensé que era ciego hasta que te conocí
No se donde estoy, ni donde he estado
Pero ahora se a donde quiero ir

Pensé que le haría saber que esto es para siempre
Soy especialmente lento
Pero me di cuenta de cuanto te necesito
Y me gustaría regresar a casa

Recuerdo esa vez que manejaste toda la noche
Solo para verme por la mañana
Pensé que era extraño pero dijiste que todo había cambiado
Sentiste que apenas despertabas

Y dijiste:
“este es el primer dia de mi vida
Me alegra no haber muerto antes conocerte
Ahora nada importa, puedo acompañarte a donde sea
Y probablemente seré feliz”

Si quieres estar conmigo
Con todo esto no hay nada que decir
Solo hay que esperar y ver
Trabajaré bastante para obtener un cheque,
Mas que esperar a ganar la lotería
Además, este vez es quizá diferente
Realmente pienso que me gustas

sábado, abril 09, 2005


Ahora de parte de mi jefecita santa para este pobre blog, y para recordar viejos momentos (los ochentas pa' ser exactos) una rolita de su grupo favorito: los caminantes, éntrele al populacho no se haga, lo traemos en el subconciente....

SuPe PeRdEr (con mayusculas-minusculas se ve mas kool...)

entra el requinteo de la guitarra.....

Ni un adios tu me dijistesn
cuando de aqui tu te marchastesn
yo sin saber que me finjias
en ti confie mis alegrias.....
iuuu!

Pero al saber supe perder
y así quedé solo y muy triste
con mi dolor ire sufriendo
sin tu calor me ire muriendo

aqui entro yo declamando: Ya vez, hoy que te has marchado no niego que he sufrido y aunque mucho, mucho te he querido he sabido hoy perder, pero solo me resta decirte adios, si, adios y buena suerte, que dispuesto estoy a perderte y a olvidarme de ti

y sigue la canción:

pero al saber supe perder
y así quedé solo y muy triste
con mi dolor ire sufriendo
sin tu calor me ire murieeeeeeeendooooooooo,
tan tan..

Esta canción me recuerda muchas cosas de mi infancia: mi cama, mis juguetes, comida recién preparada, corcholatas, coca colas, mi uniforme blanco de jardín de niños,, papel tapiz amarillo, palos de galleta botaneros, niko liko...este disco de vinyl era el mas tocado en la casa, y esta la canción mas escuchada y admito que me gusta bastante, la se de memoria desde que tenia 4 años.

Escuchar fragmento:[ Windows Media ] [ Real Player ]

domingo, abril 03, 2005

El último día de vacaciones siempre está de hueva. y este día es peor por que no se a quien se le ocurrio convertirlo en una hora mas tarde. mañana voy andar todo desvelado, las 12 horas que duermo ahora no serán suficientes.
Otra cosa: los mensajes escritos que deseo no llegan a mi cel.
me voy al baño a leer y tomar cerveza, voy a durar una hora ahí y luego a dormir.

Detesto las tapa roscas.

estoy tomando soda de naranja sabor Fanta o al revés.
Alguien me dijo que la nueva forma de la
botella de fanta de 600 ml. se puede agarrar de la misma manera que cuando alguién exprime una media naranja y que incluso tiene la textura de una naranja de verdad

Recuerdo a mi abuelo pidiendo una coca de naranja, en aquel entonces todas las botellas eran de vidrio. Detesto las taparoscas y las botellas de plástico. Se nos acabaron las corcholatas que por lo menos eran útiles en otras cosas como cuando las usabamos de proyectil después de aplastadas con el martillo. Las tapa roscas de plástico me vuelven nostálgico.

Extraño las corcholatas, ya casi no se encuentran en la calle, ni en las tienditas de la esquina. ni en el puestecito del viejo. Ya no en el contenedor del abresodas de las hieleras de madera forradas con lamina. A
hi en esas hieleras era mi lugar favorito para buscar corcholatas flotando en el agua del hielo derretido. Cuando no encontraba alguna solo me quedaba esperando y mirando a mi abuelo sentado en su banco sin su pierna esperando clientes que le compraran chicles y cacahuates; "todavia no es hora" me decia. todavia no llegaba la hora de que las amas de casa, señoras y niños pasaran a comprar las cocacolas para la comida. pero lo mejor era cuando pasaban los mecánicos y albañiles que trabajaban en la colonia.

"Don Santos, me da una coca?" decian los albañiles y mecánicos. Entonces mi abuelo sacaba uno por uno los refrescos del agua fria y los secaba despacito con el pañuelo rojo, después la abria con las manos temblorosas mientras los trabajadores sacaban su bolillo y su chile jalapeño de la bolsa de papel y nos compraban un peso de salchichón.

Al terminar, mi trabajo consistía en recoger los envases de vidrio vacios de la banqueta, después me retiraba a jugar con las 4 o 5 corcholatas que había reunido. Mi favorita era la del agua mineral Club Soda, por que me gustaba el color azul.